“Producir es construir castillos en el aire”: Entrevista a Vanessa Ragone

Por Vicky Duclós Sibuet

Vanessa Ragone es productora de cine y TV, fundadora y directora de Haddock Films y actualmente preside la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC). Al explorar su filmografía como productora, nos encontramos a la película ganadora del Oscar «El secreto de sus ojos», «La noche de 12 años» y la reciente miniserie «Carmel», entre muchos otros. Con ella pudimos charlar sobre cómo afectó la pandemia su trabajo, qué espera de este nuevo año, el protocolo para la apertura de las salas de cine y la articulación con las plataformas.

Respecto del año pasado y el impacto de la pandemia de coronavirus, nos cuenta que «fue un año tremendamente complejo, para muchos fue un año en el que no hubo trabajo. Nosotros trabajamos de hacer películas y filmar, y la pandemia impidió desde marzo los rodajes, lo cual llevó a muchos a tener que parar, y parar significa una verdadera complicación. Uno no retoma la actividad como si fuera un negocio que abre la persiana y empieza a vender sus productos, nuestro producto lleva meses y a veces años de trabajo, un año en el que no se puede trabajar es realmente un año perdido. A nivel económico, ha sido súper grave para todos nosotros y, en un aspecto más general y cultural, es preocupante pensar que tuvimos un año donde no se produjo cine argentino, eso va a tener algún efecto, indudablemente».

Ayudas y protocolos

El INCAA anunció recientemente lo que denominaron como una ayuda económica para la reanudación de rodajes que se tuvieron que cancelar, «para esas películas fue muy grave un año sin rodar. Estas no son ayudas, son adelantos de subsidios que las películas ya tendrían. Simplemente lo que el instituto hace en esta oportunidad y de manera especial es adelantarle una parte del subsidio que tendrían que cobrar cuando la película se estrene con el objetivo de que puedan terminarse. Es una ayuda muy específica, con certeza es útil para esas películas, pero esa es una pequeña porción de nuestra industria. Del resto que no estaba rodando o estaba por empezar, deberán hacerlo en algún momento del 2021 si encontramos la manera, porque tampoco es tan fácil reactivar sin la vacuna, nuestra actividad es de mucho contacto y mucha presencia. Si bien tenemos un protocolo establecido en vigencia desde hace varios meses, el protocolo es caro y difícil de implementar y nada implica riesgo cero. La decisión de iniciar un proyecto no es una decisión fácil, hay que tener muchas cosas en cuenta».

Además, Vanessa agrega que «básicamente, lo que se está filmando ahora en Argentina son series para televisión o para plataformas donde hay una estructura económica más importante detrás que puede sostener que un rodaje se tenga que cancelar nuevamente. Pero un productor independiente como el caso de cualquiera de nosotros que quiera hacer una película e hipotéticamente se contagie un actor, implicaría parar todo y eso es un desastre a nivel económico. Si bien hay alguna ayuda que el INCAA ha sacado para implementación del protocolo, y hasta el momento las personas que están rodando vienen bien, nadie lo tiene garantizado y para una pequeña empresa que no tiene detrás una estructura como una plataforma o un medio, parar puede significar quebrar».

Sobre el protocolo para la apertura de salas, Vanessa Ragone sostiene que «por un lado creo que está muy bien que se haya establecido el protocolo y es interesante ver qué pasará con la apertura de las salas y si la gente empieza a ir. La idea de esta primera propuesta, entiendo, de los exhibidores es tener películas muy grandes, grandes tanques de Hollywood para volver a llamar al público a la sala porque hay que volver a generar un poco esa costumbre. En medio de la pandemia puede haber una indecisión del espectador de ir a la sala, además de haberse acostumbrado a mirar en su casa prácticamente cualquier contenido».

Articulación con plataformas

Y esto, en relación a la articulación con las plataformas, agrega que «en el 2020 muchas de nuestras producciones fueron a las pantallas de streaming y la combinación entre sala y pantalla es natural. Ya venía siendo una especie de situación que había que resolver y ahora es obvio que hay que combinarlas. Warner en el mundo está estrenando en los países que tengan salas abiertas y a la vez en su plataforma, y esto mismo pasa con Disney, con lo cual por supuesto que hay que pensar en la combinación de ambas cosas. En Argentina, la Ley de Cine tiene sus características y obligan a estrenar en sala para poder cobrar los subsidios, por ahora. Y, en ese sentido, lo que hizo el instituto para que CINEAR fuera una pantalla de estreno reemplazando las salas cuando estaban cerradas ha sido muy beneficioso para las películas que tenían que estrenar en el 2020 y que, si no se hubieran estrenado, hubiera sido catastrófico. Ahora cuando las salas se vuelvan a abrir habrá que ver si CINEAR continúa con su modalidad de estrenos que, entiendo, que no sería posible porque la Ley de Cine en eso es clara: si las salas están cerradas, el instituto convierte a CINEAR en una pantalla, pero si las salas abren la ley vuelve a estar vigente plenamente. Es una pena, porque para muchas películas puede ser una pantalla interesante. Y probablemente lo que pase sea que las ventanas de exhibición se acorten. Hace no mucho tiempo entre un estreno en sala y un estreno en alguna pantalla había entre 24 y 48 meses, impensable hoy, que es de uno o dos meses. Ese dinamismo es casi obligado, ‘El secreto de sus ojos’ no está en plataformas, es una cosa muy rara, pero las ventanas de exhibición del momento en el que se hizo son tan largas que todavía no llegó el momento en el que puedan ir al streaming. Es algo que no funciona más y sobre lo que tendríamos que trabajar».

«Siempre he sido showrunner, solo que ahora le pusieron un nombre»

Nos corremos de los temas de actualidad para conversar también de otras cuestiones como, por ejemplo, de su rol de showrunner en la miniserie documental «Carmel», recientemente estrenada en Netflix. «Lo que el showrunner hace, a diferencia de la producción ejecutiva pura, es que tiene una participación más intensa en decisiones de formato, de contenido, de cortes, opina sobre ellos y revisa los guiones. Pero muchas de esas tareas ya las realizamos los productores, por lo menos yo siempre participo mucho de los procesos creativos. Es algo que existía, solo que tiene un nuevo nombre, podría decir que quien piensa un formato es showrunner, por ejemplo, Alejandro Romay era un showrunner porque pensaba los formatos, participaba muy activamente, leía los guiones. Es un acompañamiento muy cercano del productor o productora a los aspectos artísticos y de decisión creativa».

Por último, no dejamos de preguntarle por sus propias pasiones personales respecto de la profesión: «Es demandante, pero es muy lindo descubrir personas, directores, directoras y encontrar proyectos que te motivan. A mi personalmente me interesa mucho concebir el proyecto, su público posible, sus posibilidades financieras… me gusta mucho estructurar financieramente, siempre hay algo ahí que es interesante. Me encanta pensar en el público y eso no quiere decir hacer concesiones artísticas, pero sí pensar en a quién se le está hablando. No podría nunca hacer una película para mis amigos, porque el cine o los contenidos audiovisuales son productos caros, entonces no pensar en a quién estás dirigiéndote en un producto que es tan costoso y que en algunos casos tiene parte de un fomento estatal, es una irresponsabilidad. A veces te va mejor y a veces te va peor, a veces tu público es más grande y otras veces más chico, pero no pensar en el público para mí es una falta muy grande a mi trabajo. Es uno muy exigente pero es divertido, y cada proyecto que terminás, cuando lo vez finalizado en la pantalla, siempre es un orgullo, una alegría y realmente es construir un castillo en el aire y hacerlo realidad. Ese proceso de hacer realidad algo que está en la mente de otra persona es una cosa muy inspiradora».

También conversamos sobre los próximos proyectos que podremos ver este año y qué cambió para su trabajo después de haber ganado un Oscar con «El secreto de sus ojos». Escucha la entrevista completa en Punto Cero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s